jueves, 29 de octubre de 2009

ORACIÓN DE UN NIÑO



“Señor, está noche te pido algo especial: que me conviertas en televisor. Quiero ocupar su lugar, para poder vivir lo que él vive en mi casa.
Tener un lugar especial para mí y reunir a todos los miembros de la familia a mí alrededor.
Ser el centro de atención al que todos quieren escuchar, sin ser interrumpido ni cuestionado.
Que me tengan en cuenta cuando hablo y crean todo lo que digo.
Sentir un cuidado esmerado e inmediato cuando algo en mi no vaya bien.
Tener la compañía de mi papá cuando llega a casa aunque venga cansado del trabajo.
Que mi mamá me busque cuando esté sola y aburrida en lugar de ignorarme.
Que mis hermanos se peleen para estar conmigo y divertirlos a todos aunque a veces no les diga nada.
Vivir la sensación de que lo dejen todo por pasar algunos momentos a mi lado.
Señor, no te pido mucho.
Todo esto es lo que recibe un simple televisor, pero no yo”

1 comentario:

Ivanna dijo...

Fabuloso!!!!!
Y muy cierto.